Un zumo a base de brécol o brócoli, zanahoria, remolacha y manzana. Perfecto subidón de vitaminas del grupo B y C  para reforzar el sistema inmunitario.

Ingredientes

Para 2 vasos

  • 250g de brocoli
  • 3 zanahorias medianas
  • 1 remolacha
  • 1 manzana grande o 2 pequeñas

Elaboración

1. Lavar y cortar el brécol, las zanahorias, la remolacha y las manzanas. No hace falta quitar la piel.

2. Obtener el zumo pasando todos los ingredientes por la licuadora.

  

Inauguro la temporada de zumos con este potente antioxidante, con mucha vitamina A y C así como ácido fólico. Tenéis que usar la licuadora o juguera, la batidora no sirve para extraer el zumo y tened cuidado manipulando la remolacha la muy cabroncilla te deja la cocina a lunares como te descuides ya que salpica cuando la estás licuando. Ahhh y tomaos el zumo recién hecho, es como mejor sienta.

Más información

El brócoli o brécol es una importante fuente de vitaminas y minerales. Nos aporta vitamina C, vitaminas B1, B2 y B6 y vitamina A, así como calcio, potasio, fósforo, hierro, yodo, cinc, cobre y manganeso.

Es un protector de nuestra salud, ofrece protección frente a los agentes químicos que pueden provocar el cáncer, actúa de antibiótico en problemas de úlcera de estómago, es bueno para personas con anémia por falta de hierro, permite paliar los síntomas de la menopausia y es un potente estimulante de depuración del organismo a través del hígado, pero ojo está contraindicado en personas que padecen hipotiroidismo.

La zanahoria, es fuente sobre todo de vitamina A, también ácido fólico y vitamina C. Es rica en fibra, calcio, hierro y cobre y su valor energético es muy bajo.

Estupenda para mantener la salud de nuestra vista, ayuda en los trastornos digestivos y las enfermedades de la piel y de las mucosas. Es antioxidante, ayuda a disminuir el nivel de colesterol y favorece la lactancia materna.

La remolacha contiene vitamina C, potasio, manganeso y sobre todo ácido fólico. Protege nuestra vista, los vasos sanguíneos y el corazón. Es rica en fibra y ayuda a eliminar toxinas Está contraindicada para las personas que padecen cálculos renales de oxalato cálcico.

La manzana es saciante, depurativa, facilita la eliminación de toxinas del organismo, antioxidante y digestiva. Aporta vitamina C, vitamina E,  fósforo y sobre todo boro que facilita la asimilación del calcio y el magnesio por lo que es estupenda para prevenir la osteoporosis.

Regula el nivel de colesterol y disminuye la tendencia a la formación de cálculos biliares.

Ya lo dice el refrán:

A diario una manzana es cosa sana

Ficha de la receta para descargar

entrehuesosdecereza ficha zumo brocoli rosso

Guardar

Cuéntame que te parece...