Una rica ensalada a base de peras, queso, rúcula y frutos secos, ideal para tomar como plato único en una comida o cena ligera.

Ingredientes

  • 2 o 3 peras grandes y firmes
  • 100g rúcula
  • 100g queso Gorgonzola dolce
  • 110g de requesón
  • 25g de nueces peladas y partidas
  • 20g de pasas sin pepitas
  • Aceite de oliva
  • sal
  • vinagre de manzana (Si queréis dar un toque más fuerte podéis usar vinagre de Módena)

Elaboración

1. Lavamos la rúcula y la colocamos en una fuente bien escurrida. Pelamos las peras, quitamos la parte central y cortamos en cuartos.

2. Colocamos las peras sobre la rúcula y cubrimos todo con el queso Gorgonzola y el requesón desmenuzados, las pasas y las nueces.

3. Preparamos el aliño batiendo bien los ingredientes en un cuenco a parte. Regamos nuestra ensalada con el aliño, justo antes de servir.

Ficha de la receta para descargar

entrehuesosdecereza ensalada pera y rucula

Más información

PERAS

Favorecen el funcionamiento del aparato digestivo y al contener un alto porcentaje de agua son muy ligeras. Bien toleradas por los diabéticos, además al ser pobres en sodio y ricas en potasio resultan diuréticas y depurativas, lo que las convierte en populares aliadas frente a la hipertensión y encima se pueden disfrutar durante todo el año. Para esta receta son mejores las peras de carne firme y fuerte.

RÚCULA

Es una hortaliza muy rica en vitamina A, potente antioxidante natural de la vista. Es digestiva y revitalizante debido a su aporte de hierro y ácido fólico. Como ya hemos dicho antes, es antioxidante y numerosos estudios la colocan como un importante alimento anti-cancerígeno. La rúcula tiene un componente tóxico pero se encuentra en sus semillas que no se consumen ya que, lo que nos comemos son sus hojas. Es una verdura ideal para equilibrar nuestra dieta diaria.

PASAS

Proporcionan energía por su riqueza en azúcares y contribuyen a aliviar el estreñimiento por su abundante fibra. Aportan hierro, magnesio y vitamina B1.

NUECES

Ricas en zinc y cobre, son una estupenda fuente de ácido alfa-linolénico y ácido linoleico, los dos ácidos grasos que dificultan la formación de coágulos sanguíneos y ayudan a bajar los niveles de colesterol.

Deja un comentario