Un bizcocho de zanahorias cuya mezcla de canela, jengibre y frutos secos, le dan un sabor exquisito.

Ingredientes:

  • 200g de frutos secos (yo le puse 20g pipas de calabaza peladas, 80g de pasas sultanas sin hueso y 100g de nueces peladas y troceadas)
  • 170g de azúcar moreno
  • 200g zanahorias ralladas (2 o 3)
  • 3 huevos
  • 120g de harina integral de trigo
  • un sobre de levadura química en polvo
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • una pizca de sal
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 150ml de aceite de oliva suave

Elaboración:

1. Precalentamos el horno a 180ºC ( o 175ºC si usamos la circulación de aire).

2. Mezclamos los huevos, el azúcar moreno y el aceite batiendo bien todo. Añadimos la harina, la levadura, la sal y las zanahorias ralladas junto con las especias.  Por último añadimos los frutos secos mezclándolo todo bien.

3. Preparamos un molde, yo suelo forrarlo con papel especial para horno y así no tengo que untarlo con aceite y harina para que no se pegue. Cocemos en el nivel medio del horno unos 40 nimutos, este bizcocho no sube mucho, es de los que salen apretaditos. Una vez fuera dejamos enfriar sobre una rejilla.

Este bizcocho se mantiene bastante bien durante varios días, tapado con un paño limpio. Es uno de mis dulces favoritos y acompañado de una crema de queso está delicioso!!!

 

Deja un comentario