Unos bocaditos muy ricos, que son champiñones rellenos con una crema a base de atun y queso, posteriormente horneados y que están genial como aperitivo.

Ingredientes

  • Una bandeja de champiñones de unas 15 o 16 piezas, de tamaño mediano a grande.
  • 250ml de queso batido ( yo usé desnatado)
  • 120g de atún en conserva, en aceite de oliva ( unas dos latitas escurridas)
  • 75g de pimiento rojo picado
  • un poco de cebollino fresco picado
  • 60g de queso parmesano rallado
  • Aceite de oliva para pintar los champiñones
  • Gambitas peladas, una o dos por cada champiñón
  • Media cucharadita de sal
  • Un cuarto de cucharadita de pimienta negra

Elaboración

1. Limpiamos bien los champiñones y les quitamos el pie o tallo con cuidado, los colocamos en una bandeja de horno y los pincelamos con un poco de aceite de oliva.

2. Los tallos nos valen para preparar otra receta o como aperitivo, a la plancha con un poco de ajo y perejil.

3. Mezclamos con las palas eléctricas el queso, el atún bien escurrido, el pimiento rojo y los tallos de cebollino bien picaditos. Si no disponemos de batidora de palas, podemos mezclarlo manualmente, no se debe usar la batidora con cuchillas porque nos quedaría una pasta muy densa, y de lo que se trata es de encontrar los trocitos de pimiento, cebollino, etc

4. Ponemos una o dos gambitas, dependiendo del tamaño de los champiñones, en el hueco central y tapamos con el relleno. Para ello lo más cómodo es poner la mezcla en una manga pastelera con la boca muy ancha o como hice yo, una bolsa de plástico a la que cortamos una esquina.

5. Añadimos la sal, la pimienta y el queso rallado y mezclamos todo bien.

6. Colocamos la bandeja en el horno precalentado a 180ºC y los asamos unos 15 o 20 minutos. Salen al dente, que es como nos gustan a nosotros, pero si os gustan más hechos, podéis poner primero los champiñones vacíos unos 10 minutos y luego rellenarlos y asarlos esos 15 o 20 minutos.

Más ideas

Nos sobrará relleno, que podemos poner en un tarro al frigorífico y usar para extender en el pan, verdaderamente no sé qué me gustó más si los champiñones o el relleno untado en pan jajajaj los dos estaban deliciosos, de hecho, la próxima vez creo que haré el doble de relleno para poder guardar y usar después como aperitivo. 🙂

---here---