Unas ricas espinacas con bechamel gratinadas al horno. Podemos añadir un montón de ingredientes a la bechamel, como bacon, jamón serrano en taquitos, frutos secos, etc

Ingredientes

Para 2 personas

  • 300g de espinacas frescas
  • 50g de mantequilla
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 cucharadas soperas de harina
  • 200ml de leche entera templada
  • 100ml de vino blanco
  • Nuez moscada, pimienta negra molida y sal
  • Un puñado de uvas pasas sin hueso
  • Queso emmental rallado para gratinar

Elaboración

1.Lavamos las espinacas y las cocemos con un poco de agua durante unos 8 minutos. Escurrimos bien, picamos y reservamos.

2. Para preparar nuestra crema, picamos la cebolla finita y la ponemos a pochar en un cazo a fuego suave con los 50g de mantequilla durante 6 -7 minutos.

3. Añadimos el vino blanco y dejamos reducir 10 minutos a fuego fuerte. Echamos la harina y cocinamos bien, que se tueste. Para que la crema quede suave y sin grumos, a mi me funciona muy bien mezclar con unas varillas como las de la foto. Bajamos el fuego un poco para que no se nos pegue la crema y sin dejar de remover añadimos la leche templada, poco a poco. Salpimentamos y sazonamos con la nuez moscada molida.

4. Ponemos las espinacas bien escurridas del agua de la cocción en una olla y echamos la crema. Lo mezclamos todo bien y añadimos las uvas pasas. Dejamos a fuego lento unos 10 minutos removiendo de vez en cuando para que no se pegue.

5. Repartimos en unas cazuelitas para el horno, espolvoreamos con el queso emmental rallado y gratinamos durante 7 u 8 minutos. Ojo que se quema muy rápido, tenéis que estar pendientes.

6. Ummhhh!!! Quedan deliciosas… Probad y contadme que tal os salen 🙂 Buen Provecho!!

Más ideas

La receta también queda muy rica y diferente, si en vez de uvas pasas le ponéis unos taquitos de jamón serrano muy picaditos.

 

Deja un comentario